Biblioteca Saint-Eustache / ACDF

DCAF ha compartido con nosotros su diseño para la nueva biblioteca de Saint-Eustache, localizada al norte de Montreal, Canadá. El diseño se basa en la idea de crear un proyecto contemporáneo, que comparte una historia que revela el valor histórico del lugar. El proyecto simboliza la reconciliación entre la forma urbana de Saint-Eustache como lo es hoy, y la historia del lugar junto al río. El concepto para el proyecto integra ecológicamente los principios  fundamentales responsables en cuanto a la economía de la energía, el uso de alta calidad de  materiales sostenibles que garanticen la permanencia del proyecto.


El nuevo edificio funcionará como un puente entre la ciudad y la naturaleza, la tranquilidad y movimiento, y cultura y la comunidad. La propuesta se considera como la idea de “vivir juntos”, continuando la promoción del intercambio entre los usuarios de la biblioteca, el personal y la comunidad. La volumetría y la orientación de la nueva biblioteca se derivan de una serie de preceptos importantes descubiertos en el inicio del proceso de la concepción.

El posicionamiento del edificio establece a la nueva biblioteca como un faro en la entrada a la ciudad. La biblioteca será construida sobre la antigua infraestructura de depósito de agua (que ahora está llena), para reducir al mínimo los costos del proyecto, pero lo más importante, para reducir la perturbación del rió junto al lugar. La fachada principal de la biblioteca ha sido orientada hacia la calle, además de una porción central que se abre a la intersección adyacente para poder apreciar una estupenda vista de la ciudad. Esta orientación sesgada da al esquema de presencia cuando se ve desde la ciudad, pero también desde el borde de los ríos, mientras actúa en calidad de un pabellón que marca la entrada al parque público.


La ubicación de la biblioteca responde a una fuerte intención de conectar la forma urbana de la ciudad, al sitio bucólico. El punto de partida es la deformación de una simple caja, alargada en la que se encuentra el programa de la biblioteca. Después de esto, el volumen fue manipulado dos veces para generar la forma básica del edificio.
En primera instancia, la caja es llevada hacia el pueblo para crear una presencia y el establecimiento de una conexión urbana. En segundo lugar, el cuadro alargado se dobla para formar una “U”, dejando al descubierto los extremos de la caja hasta el río, respetando así los límites del sitio. En cada extremo de la caja, el voladizo presenta unas ventanas panorámicas en la sala de lecturas que dan una hermosa vista al río. Bajo uno de los voladizos, se genera una terraza hacia el río, creando un anfiteatro al aire libre que se utilizarán para los programas de la biblioteca y ofrecerá un destino para el público que utilizan los senderos en bicicleta.


 










Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *