Ensayo Arq. Richard Moreta Castillo. Reflexión Concurso Internacional de Arquitectura Sismos 2.0 de Revart.

Meses después del 12 de Enero del Terremoto de Haití, el país está experimentando un auge inesperado en la experimentación arquitectónica alrededor del mundo. Un gran número de entidades, han organizado eventos para la reconstrucción de nuestra hermana nación. Y es ésta la respuesta de Revart con la Competición de Diseño SISMOS 2.0, que responde a la necesidad inmediata a esta necesidad sentida, con esta competencia de carácter internacional para solucionar el problema del “Shelter”. Pequeños ejemplos, también por parte de las ONG´s independientes están teniendo éxito en conseguir casas construidas en donde el gobierno ha fracasado. Pero esto no es suficiente, y se necesita de un esfuerzo internacional de profesionales en todos los ámbitos y que juntos a los locales, encaminen la nación de Haití hacia las sendas del desarrollo y progreso. El país tiene que enfrentar una serie de retos, entre ellos los obstáculos del medio ambiente, una cultura arraigada de la corrupción, y eliminar las condiciones infrahumanas a las cuales está sometido el pueblo Haitiano. Todo esto, bajo el liderazgo de políticos patriotas, la ayuda económica y los servicios de la comunidad internacional de diseñadores y profesionales que puedan redefinir la arquitectura y las condiciones de vida en todos los ámbitos de los ciudadanos Haitianos por las próximas generaciones.

En la arquitectura, el diseño comienza por la generación de ideas y continúa transformándose en formaciones concretas del territorio. Arquitectos aprenden sobre el problema de diseño mediante la creación de alternativas y poniéndolas a prueba para obtener las deseadas formaciones espaciales. Un conocimiento completo de arquitectura ayuda a los arquitectos en este proceso. Este conocimiento es una síntesis de la práctica y la teoría, en otras palabras, del misterio y la seguridad, la intuición y la ciencia, la experiencia y la investigación.

El proceso de diseño en la arquitectura no es un proceso sistemático o de procedimiento, es más bien un proceso de descubrimiento y de decisiones y que procede mediante la creación y experimentación de ideas de diseño. Al tener en cuenta las restricciones de diseño, los arquitectos utilizan una gran variedad de las ciencias basadas en el conocimiento, así como sus experiencias individuales y creencias en este proceso.

La manera cómo el arquitecto reúne todo esto o cuáles son sus prioridades, o como es que entiende y evalúa, es totalmente subjetiva.

Mis recomendaciones para la reconstrucción equitativa, identifica las deficiencias claves en la respuesta del gobierno a la devastación del terremoto de Enero, entre ellas:

  1. -Un enfoque de Laissez-Faire hacia la recuperación que ha abdicado a su responsabilidad y ha exacerbado las desigualdades que existían antes del terremoto.
  2. -Los esfuerzos de recuperación han dado lugar a la competencia entre comunidades de escasos recursos para demostrar su “viabilidad”, en lugar de alentar coaliciones y alianzas entre ellas.
  3. –Existe un liderazgo débil de las instituciones públicas y cívicas. Hace falta una acción coordinada.

Para hacer frente a estas y otras deficiencias, le recomiendo que el gobierno tome los siguientes pasos:

-Promover la planificación que tiene la política y las fuerzas del mercado en cuenta. Objetivo de inversión a las áreas de mayor necesidad, en lugar de depender de un laissez-faire que deja a las comunidades a su suerte.

-Fortalecer e institucionalizar la comunicación entre barrios, el gobierno de la ciudad, las agencias estatales y las principales organizaciones cívicas, especialmente de la coordinación de la reconstrucción de las acciones.

-Invertir en la creación de un sistema de desarrollo de una comunidad fuerte, con las instituciones cívicas y públicas que apoyen la reconstrucción de las finanzas y el barrio de las organizaciones de base comunitaria.

-Invertir, coordinar y ampliar el foco de la inversión a menor escala, a nivel de barrio, para que los proyectos garanticen la calidad de vida básica.

-Mantener la reconstrucción del país en su totalidad como prioridad en la agenda nacional. Ningún país ha sido expuesto en el último siglo a una catástrofe de esta magnitud bajo de estándares que no garantizan la vida de sus ciudadanos. Haití necesita la ayuda de la comunidad internacional para continuar con éxito el proceso de recuperación.

Como el Presidente René Preval señaló, los esfuerzos de reconstrucción de Haití a raíz del terremoto del 12 de enero no estarán completos sin un enfoque múltiple, debido a que toda la infraestructura de la nación y su capital, Port-au-Prince, se ha desmoronado bajo miles de toneladas de escombros. La cuestión de la vivienda es una cuestión prioritaria, ya que todavía existen 3.000 personas durmiendo en un campo de fútbol de una escuela, peleas de machetes por asignación de tiendas de campañas todavía ocurren, y se estima que hay 1,5 millones de personas desplazadas, mas los otros 1.5 millones que existían anteriormente. Entonces, ¿Cómo vamos nosotros los arquitectos a responder a una crisis humanitaria inmediata? Esta competición organizada por REVART, es una contribución a un marco de soluciones y su carácter es excepcional.

 


Ensayo Arq. Shaney Peña. Reflexión del Concurso Internacional de Arquitectura Sismos 2.0 de Revart

Para los que consideramos la arquitectura un arte, es difícil hacer un ejercicio para dar respuesta inmediata a una situación de emergencia, entendiendo que pensar/hacer arquitectura requiere un proceso que a su vez demanda un tiempo antes de su ejecución. Sin embargo, es por esta misma razón que es válido llamar a un concurso de diseño para generar un compendio de ideas y así tener una respuesta inmediata ante una crisis, resumiendo así el proceso creativo del arquitecto. Esta condición de emergencia se vuelve particularmente difícil cuando queremos dar una ayuda humanitaria como profesionales y nos damos cuenta que la solución puede escapar del oficio del arquitecto. Por ejemplo, Shigeru Ban vino a República Dominicana para coordinar su visita a Haití y seleccionar el sitio en Puerto Príncipe donde la ONU iba a construir un prototipo de vivienda temporal que él mismo había desarrollado con sus estudiantes en Harvard. A pesar de su rápida respuesta, antes de que el proceso finalizara, ya Puerto Príncipe tenía armado uno de sus campamentos de refugiados más grandes: el campamento del Country Club de Pétion Ville, con cifras que oscilan entre 30 y 50 mil personas, sin haber contado con un arquitecto en lo inmediato.

Es interesante que el Concurso SISMOS 2.0 abre las posibilidades a dos ejes de pensamiento con acercamientos y, frecuentemente, con productos muy distintos: el experimental y el práctico. Perpetuando esto la eterna dualidad del enfoque arquitectónico entre la estética-la forma y la función. Independientemente del enfoque de cada arquitecto o grupo de arquitectos, lo experimental y lo práctico es común a cualquier proyecto, independientemente de la categoría en que se defina. Particularmente común a cualquier aproximación al tema es la idea de lo temporal, término que hemos asumido con cierta ligereza refiriéndonos a una estructura que se construye por un tiempo limitado, sin definir claramente esos límites. Esto abre varios signos de interrogación aún por resolver: Qué tan ‘temporal’ son las viviendas de emergencia? En qué se diferencia una vivienda temporal de una vivienda informal construida en una zona ambientalmente vulnerable? Y más aún, qué separa una propuesta temporal de emergencia de una permanente? Prestando especial atención a la escala urbana: En qué se convierte la huella de un asentamiento temporal que se deja en el paisaje? O si puede esta huella puede luego formalizarse en un tejido urbano permanente? Hay que recordar, en el caso de Haití, que estas personas llevan más de 6 meses haciendo comunidad en estos campamentos y, en casos como Indonesia y New Orleans, hay personas viviendo [varios años ya] en casas/lugares que se asumieron en principio como temporales. Sin embargo, además de las especulaciones de una propuesta arquitectónica de este tipo, es importante entender las posibles respuestas desde tres aspectos fundamentales: el social, el tecnológico y el político.

Siendo Haití el país más pobre en términos económicos del continente americano, las soluciones temporales logradas hasta hoy ya han asistido a muchas familias con una vivienda, en muchos casos, en mejores condiciones de la que tenían previo al terremoto. Entonces para Haití, a más de medio año del terremoto, la inversión en tiempo, dinero y espacio, ya debe ser pensada como una reconstrucción con miras a lo permanente. Y, como se ha dicho antes, más que una reconstrucción física, se requiere de una reingeniería social. Y, la arquitectura SI tiene que aportar en este sentido. Algo más importante que el objeto en sí mismo que funcionaría como albergue, está el tema de cómo esta pieza ayudaría a la vida en comunidad, imprescindible sobre todo reconociendo la dinámica emocional de una familia que lo ha perdido todo. Si ciertamente el buen diseño educa, entonces la arquitectura puede generar una dinámica positiva de intercambio con otras personas y con el medio ambiente.

En las propuestas presentadas para SISMOS 2.0 hay muchas tipologías dirigidas al manejo sostenible del suelo [e.g. humedales construidos, reciclaje del agua de lluvia, producción de composta] que requieren no sólo de su buena localización compositiva, sino también de una dinámica que muchas veces se nos escapa programar como arquitectos, la educativa, la cual toca aspectos intangibles al proyecto de arquitectura tradicional. Tener personas muy sensibles por la experiencia vivida, puede al mismo tiempo ser una oportunidad, ya que están más abiertas a hacer cambios positivos en su manejo de los recursos naturales y en la utilización de la arquitectura misma.

Un segundo aspecto, que muchos entenderían como opuesto al eje social, es el digital-tecnológico. Cuando se llama a concurso, la respuesta siempre debe ir más allá de la realidad inmediata. En este sentido, es atinado explorar la idea de que las mismas herramientas que utilizamos para fabricar arquitectura dentro del proceso creativo de diseño, pueden también ayudarnos a fabricar un nuevo proceso constructivo luego de un desastre natural. Me refiero en específico a la generación de prototipos digitales, con los cuales ya hay experimentos en marcha para construir módulos de construcción hechas con piezas ´impresas´, procesando una arquitectura literalmente de una laptop a una máquina y de ahí al terreno. Ya la discusión no es en torno a piezas pre-fabricadas, el modo de transporte al lugar, origen de los materiales, sino de piezas ‘ploteadas’ en el sitio. Es la imagen del arquitecto, con un plotter 3D, una computadora y la disponibilidad de energía y de la materia prima requerida: ‘imprimiendo en tres dimensiones’ y colocando los prototipos para producir escala 1:1 su realidad misma, ya no sólo un modelo representativo de su idea/diseño. Esta idea es interesante pues coloca al arquitecto dentro de la estructura del taller de fabricación con un alcance más completo de la etapa misma de producción y empujando los límites de la tecnología misma tanto en el hardware como en el software.

Por último, a modo de reflexión, está el tema que ya Naomi Klein ha denominado como las economías de las catástrofes. Refiriéndose a como el tema de la reconstrucción, tanto por daños de guerra como por daños de fenómenos naturales, reactiva la economía de los mismos países donantes y no necesariamente del país afectado. Esto se traduce en que los recursos materiales y humanos se dirigen hacia las sociedades externas al sitio del desastre que en principio se presentan como ayuda humanitaria. Esto usualmente termina con la ‘donación’ de viviendas y otras infraestructuras, donde el arquitecto [en caso de haberlo] sólo participa de la confección del diseño sin conocer la estructura macro del plan de reconstrucción. En el caso haitiano, ya se especula sobre cómo deben manejarse los fondos, se discute impedir la importación de materiales que existan en Haití, y que se contraten personas con nacionalidad haitiana. Es cierto que como arquitectos no tenemos control sobre quién maneja los fondos de ayuda, ni podemos garantizar que los locales participen de la dinámica económica que se genera de una reconstrucción. Sin embargo, sí tenemos control sobre nuestras ideas. En este sentido, tenemos que dar un paso más allá del proceso de diseño y acercarnos a la idea de la política del diseño como entes críticos no sólo creativos. Es este el tercer aspecto de interés, ya que permite adentrarnos como diseñadores a una dinámica de cierto activismo social y territorial que puede lograrse de varias maneras, tanto con la propuesta misma como con otros acercamientos tangenciales a nuestro servicio profesional. Más allá de la construcción de la forma, la política del diseño requiere una construcción de cosas que muchas veces no se ven, las cuales a largo plazo serían más relevantes que una ocupación urgente del suelo.

 


Ensayo Arq. Carlos Valladares. Reflexión del Concurso Internacional de Arquitectura Sismos 2.0 de Revart.

Latinoamérica desde ya hace varios siglos ha venido fluyendo dentro de un proceso de mixtura cultural e híbrido mestizaje. Donde la Yuxtaposición cultural, sin duda trae de cierta forma aún en estos tiempos contemporáneos, un aire de inequidad e injusticia, de múltiples índoles, sociales, económicas, políticas, culturales pero sobre todo y de manera desmesurada en el tema ambiental.

La justicia ambiental, es un término poco conocido y de inmenso interés sobre todo cuando las noticias nos presentan como “cotidiano” (sin mucha alarma mediática), el desprendimiento de una isla de hielo que se ha desprendido del glaciar Petermann en Groenlandia, con una dimensión de 260 Km2 (casi cuatro veces el tamaño de Manhattan)/1.

Podemos entender justicia ambiental, como una serie de derechos y deberes que todos los seres humanos tenemos; ninguna comunidad y/o sociedad debe llevar más cargas o beneficios ambientales que otras, básicamente en esto se basa el concepto/2.

Centrándonos en ese tipo de situaciones que acontecen en nuestra realidad y que cada día nos hacen reconocernos como una región altamente vulnerable a los desequilibrios ambientales y el no respeto a la capacidad de carga de la tierra; iremos tomando consciencia  de la importancia que este tipo de actividades como concursos y/o competiciones donde entre en crisis el pensamiento para poder abordar no solo medidas contingenciales como la vivienda de emergencia, sino también el proponer pautas para un ahorro en el consumo energético y la autogeneración, el reciclaje de materiales y el menor impacto posible de nuevos asentamientos humanos post-catástrofes, son variables que este tipo de eventos deben ir puliendo cada vez más.

Respecto de SISMOS 2.0, en primera instancia agradecer la invitación y sobre todo el tenaz esfuerzo del equipo a cargo; felicitarles por los logros obtenidos y la calidad de muchas de las propuestas, que sin duda no deben quedarse en el concurso mismo, y deben ser publicadas; de tal manera que las instituciones relacionadas a los problemas en cuestión (ONG´s, Alcaldías, OSC´s/3, Gobierno Central) puedan percibir estas propuestas como insumos, y poder llevarlas a otro nivel, no solo en Haití, sino en toda la región.

En cuanto a las propuestas, destacar la implementación de la Fabricación Digital y conceptos como “do it yourself”, con los cuales se están comenzando a acercar cada vez más la tecnología y la ciencia con la sociedad y sus necesidades prioritarias.

Fuentes:

1/ http://www.milenio.com/node/503505

2/http://www.ted.com/talks/majora_carter_s_tale_of_urban_renewal.html

3/ Organizaciones de la Sociedad Civil.


Ganadores del Concurso Internacional de Arquitectura Sismos 2.0

El Grupo Revart y el patrocinador oficial de este evento Editora ETYCA, se complace en expresar la gran satisfacción por los resultados alcanzados en el Concurso Internacional de Arquitectura, Sismos 2.0 en honor y a favor del terremoto en Haití el día 12 de enero del 2010.

Le damos las gracias a todos los participantes que aportaron sus ideas y sus conocimientos para hacer posible este proyecto que contó con profesionales y estudiantes de países como: Perú, Chile, Estados Unidos, República Dominicana,Puerto Rico, Honduras, Italia, entre otros. Igualmente, el concurso contó con jurados internacionales tales como: Arq. Richard Moreta Castillo (Alemania/Rep. Dom), Arq. Carlos Valladares (El Salvador) y Arq. Shaney Peña Gómez (República Dominicana) a los que le agradecemos inmensamente por el apoyo ofrecido.

Les exhortamos a seguir participando en cada uno de los concursos de Revart y a expandir la voz para seguir contribuyendo con el desarrollo social.

A continuación los ganadores y sus trabajos.

PRIMER LUGAR: ARQ. CARLOS AQUINO


SEGUNDO LUGAR: Ixchel Ayes Rivera, Juan Carlos Manzanares Agurcia y Roberto Daniel Paz Ramírez. Escuela de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.


1era. MENCIÓN HONORIFICA: ARQ. Anny Michel Martinez Villar y ARQ. Katherine Guerrero Tolentino.



2da. MENCION HONORIFICA: Arq. Luis Alejandro Pérez Sánchez y Arq. Cristina Altagracia Bello Viñas.


3era. MENCIÓN HONORIFICA: ARQ. Eddy Carlos Pimentel Peña y ARQ. Betsaida Santana Jimenez.



Ganadores del Concurso Internacional de Arquitectura Sismos 2.0



PRIMER LUGAR: ARQ. CARLOS AQUINO