Villa Mundial de Deportes para Mujeres / BIG

BIG, http://www.big.dk/ en colaboración con AKT, Tyréns y Transsolar, ganaron el concurso para la Villa Mundial de Deportes para Mujeres en Malmo, Suecia, un complejo 100.000sqm para la investigación, la educación y la formación del deporte femenino.

En lugar de un programa organizado en torno a un estadio deportivo desconectado de la ciudad, el proyecto se convierte en una ciudad dentro de una ciudad, rica en oferta espacios públicos, como pueden apreciar en las imagenes.

El espacio central de la villa ofrece un amplio espacio para reuniones públicas, donde se celebran partidos de fútbol profesional, conciertos, conferencias, exposiciones y mercados de pulgas. Alrededor de este espacio nos encontramos con una serie de edificios inclinados, que reducen el impacto visual del complejo en el barrio adyacente.

Entre estos edificios se encuentra una red peatonal alrededor del palacio de deportes principal que se conecta a las redes de la calle circundante, además de las galerías interiores de Kronprinsen, convirtiéndola en un ecosistema completo de la vida urbana.

 

 


Casa Blanca. Richard Meier.

Diseñada por el estudio de Richard Meier and Partners Architects, se ubica al sur de California esta vivienda al lado de una hermosa playa del pacífico.

El diseño de esta casa contemporánea consta de lineas puramente rectas que reflejan la horizontalidad, acompañado de las grandes luces y la transparencia con que cuentan los espacios provocando la interacción del exterior con el interior.

Los detalles curvos, utilizados en su mayoría en el interior de la vivienda, componen lo que es la parte orgánica del proyecto, haciéndola aun más interesante manteniendo siempre la pureza. El interior, con un blanco brillante, ofrece un grandioso espacio en el área de sala y comedor con ventanales de cristal de piso a techo la cual nos regala una hermosa vista hacia la playa del pacífico.


Acuario de Batumi. Un portentoso megalito contemporáneo


Diseñado por la oficina danesa de arquitectura Henning Larsen Architects, esta estructura de 2000m2, cuya forma fue inspirada en los guijarros que cubren las playas de Batumi, se ubicará en la costa oriente del Mar Negro, reemplazará al antiguo acuario y podrá apreciarse tanto desde la tierra como desde el mar.

La volumetría de este megalito contemporáneo, que según Louis Becker -director del área de diseño de Henning Larsen Architects- es un homenaje a la fuerza del mar, fue resuelta a partir de seis estructuras o “piedras” de diferentes dimensiones dispuestas alrededor de un vestíbulo central en el que habrá: un módulo de información, un área comercial, un café y un espacio multifuncional flexible, en el que se podrán llevar a cabo diversos tipos de eventos como: conferencias y talleres entre otro tipo de eventos culturales y de entretenimiento.

Alrededor del vestíbulo, en la planta baja se ubicarán cuatro salas de exposición en las que se exhibirán los principales biotipos que conforman: el Mar Rojo, el Océano Indico, el Mar Negro, el Mar Mediterráneo y el Mar Egeo. En la planta alta del edificio, sobre el vestíbulo central, se localizará el área administrativa y de oficinas.

El Nuevo Acuario de Batumi además de que se integra muy bien al contexto, será un nuevo atractivo turístico para la ciudad, que se convertirá en un importante centro educativo, que le permitirá a sus visitantes explorar la vida subacuática a partir de un estimulante viaje a través de diferentes mares, para que de una manera divertida conozcan las diferentes especies de plantas y animales que conforman un ecosistema marino.

Es innegable que toparse con obras que ostentan soluciones arquitectónicas tan originales como el Nuevo Acuario de Batumi, siempre resultan emocionantes.
Valentina Olmedo.





Las Torres Gemelas de Bahrein, "un hito de la arquitectura ambiental"

El proyecto ha sido llevado a cabo gracias a una colaboración entre el tecnólogo y fabricante eólico danés Norwin y la firma de arquitectos Atkins Architects and Engineers. “Con este proyecto, hemos superado un hito de la arquitectura ambiental”, comentó Ole Sangill, de Norwin, durante el acto inaugural.

Los vientos que soplan por la zona son especialmente fuertes y constantes debido a su cercanía al Golfo Pérsico. Pero, además, la forma singular de las dos torres, que emulan las velas de un barco velero, actúa como embudo-concentrador del recurso.

Los rotores de las máquinas han sido instalados sobre sendos puentes entre los dos rascacielos. Según Simha Lythe Rao, de Atkins Architects, el coste de la instalación se ha reducido en un 3,5% si se lo compara con el de una instalación convencional. Los promotores creen que se trata de una innovación extrapolable a otros edificios.

Pero que hace especial a este edificio, además de sus torres gemelas de 50 niveles y sus impresionantes 240 metros de altura, pues es el primer edificio del mundo con Generadores de energía Eólica, las tres grandes turbinas de viento, que miden 29 metros de diámetro, están soportadas por puentes que se cruzan entre ambas torres de 240 metros de alto, una vez en operación las turbinas generarán aproximadamente del 11% al 15% de los requerimientos de energía de las torres del BWTC, eliminando alrededor de 55,000 Kg cúbicos de emisiones de carbón al ambiente cada año. Incorporando las turbinas de viento como una fuente alternativa de energía para las torres generarán de 1100 a 1300 MWh por año, lo cuál equivale a iluminar 300 casas por más de un año y creará considerables ahorros anuales.

El arquitecto Shaun Killa fue el diseñador del edificio y se inspiro en la forma de su velero, la primera vez que visitó la isla, se dio cuenta de la gran cantidad de viento que soplaba casi el 60% del tiempo, por lo que decidió utilizarlo, sin embargo el hecho de incorporar estas turbinas en un edificio fue todo un desafío porque debían sostenerse en forma horizontal (mientras que lo normal es verticalmente), además debían estar relativamente fijas y las distintas compañías que fabricaban turbinas, no veían rentable el tener que hacer sólo 3 turbinas.

Cuando el edificio llevaba construidos 6 niveles el Presidente de la asociación americana de Energía Eólica le dice al arquitecto Killa: “El proyecto es imposible, no se puede construir, el viento desgastara los rotores en forma desigual, pues la hélice de arriba va a girar mas rápido que la de abajo, todas las hélices que tenemos en funcionamiento están en medio del mar o en lugares apartados, no sobre un centro comercial en medio de dos torres de oficinas, NO SE PUEDE HACER”.

Pero este hombre visionario no se quedo con el “No se puede”, empezó a investigar y a contactar con toda la gente del mundo “literalmente”, que fabrica estas hélices, hasta que encontró, en Dinamarca, al ingeniero (igual de loco que el), que realizo el diseño estructural, el diseño de los soportes y el puente para los rotores, construyo los puentes, con la misma tecnología que las alas de los aviones, los montaron y los pusieron a funcionar.

Como dice Dante Gebel en “El Código del Campeón”, “No hay tercera opción, o eres único o eres del montón”.